No todas las características de las inversiones en alternativos son comprendidas por los inversionistas. En el siguiente artículo se desmitifican 5 malas interpretaciones

Mito 1: Los Alternativos están disponibles solo para los Inversionistas e Instituciones de Patrimonios Netos sumamente altos

Verdad: Existe una amplia oferta para seleccionar dentro del universo de los Alternativos y estas pueden atraer a distintos tipos de inversionistas. Si bien es verdad que algunos tipos de Fondos pueden restringir la inversión a inversionistas calificados o acreditados, existen otro tipo de vehículos de inversión que dan acceso a los Alternativos sin las mismas restricciones.

Mito 2: Los Alternativos agregan riesgo a tu portafolio de inversión

Verdad: Depende. Cuando se mira una inversión en Alternativos como una solución independiente, típicamente va a tener un perfil de riesgo más alto que las opciones más tradicionales, dado por su menor liquidez y retornos objetivos más altos. Sin embargo, cuando se ven como parte de una cartera general, los riesgos de la inversión parecen ser más moderados; los Alternativos están influenciados por circunstancias de mercado diferentes a las inversiones tradicionales, como acciones y bonos, y no siguen el mismo camino de performance que estas. De hecho, algunas estrategias de Alternativos, como las de mercado neutral, están diseñadas para reducir el riesgo general de la cartera. Estas características hacen de los Alternativos una fuente atractiva de diversificación y de potencial rentabilidad, e incluso como buffer de la volatilidad. Más allá del riesgo de inversión, es importante también que los inversionistas tengan en cuenta otros riesgos potenciales relacionados con la estructura no regulada de muchas inversiones en Alternativos. Revisar la tolerancia al riesgo de tu cartera como un total, es un buen punto de partida.

Mito 3: La iliquidez de los Alternativos es mala para los inversionistas

Verdad: En realidad, la naturaleza ilíquida de ciertas inversiones Alternativas puede potencialmente ser una “bendición” para su cartera. Por ejemplo, es menos probable que las estrategias Alternativas que no están en vehículos de liquidez diaria se vean obligadas a vender participaciones rápidamente, y a un precio más bajo, que los fondos mutuos tradicionales, que pueden necesitar recaudar efectivo para cumplir con los rescates diarios. Además, aunque es posible que los inversionistas no puedan retirar fondos a diario, esta mayor falta de liquidez puede permitir la inversión en activos posiblemente de mayor rendimiento o más complejos.

Mito 4: Alternativos es sinónimo de Hedge Funds y Private Equity Funds

Verdad: La Inversión en Alternativos es amplia y variada. Por ejemplo, estrategias de Créditos Privados y ciertas estrategias de Real Estate, típicamente ofrecidos a través de un tipo de fondo similar al Private Equity, han tenido un significativo crecimiento desde la Gran Crisis Financiera, cuando los prestamistas tradicionales, como los bancos, empezaron a cambiar sus prácticas de financiamientos. Créditos Alternativos y estrategias privadas como esta pueden ofrecer a los inversionistas la oportunidad de generar atractivos retornos en el tiempo, y ser compensados por la mayor iliquidez y complejidad de los riesgos.

Mito 5: Los Alternativos no son una parte necesaria del portafolio

Verdad: Especialmente durante tiempos de incertidumbre, los inversionistas deben mirar más allá de las clases de activos tradicionales y buscar otras fuentes de retornos para cumplir con sus objetivos financieros con mayor confianza. Al agregar Alternativos al mix, los inversionistas pueden mejorar el rendimiento de la cartera, impulsar la diversificación y reducir el riesgo general. Es importante destacar que los Alternativos pueden ayudar a los inversionistas a perseguir sus objetivos al ser una fuente de nuevas oportunidades y expandir el universo de inversión.

Fuente: PIMCO

Volver