Uno de los mantras de Warren Buffet, el inversionista más famoso del mundo, es invertir a largo plazo. “”Nuestro período de inversión favorito es para siempre”, dice una de sus frases célebres. Pero el mundo parece verlo de otra manera. Según un análisis de Visualcapitalist, las inversiones de largo plazo en acciones están en franca declinación. El período en que los inversionistas mantienen sus inversiones en acciones en la Bolsa de Nueva York han venido cayendo de forma continua desde hace varias décadas, pero alcanzó un nuevo piso en 2020, con un promedio de apenas 5,5 meses, frente a 8 años en los años 50.

¿Cuáles son las fuerzas detrás de esta realidad? Son varias, según Visualcapitalist: el surgimiento de los sistemas automáticos de negociación de alta frecuencia, los menores cargos y comisiones en la negociación de acciones, un mayor foco en los resultados de corto plazo y la reducción del ciclo de vida de las empresas. ¿Cuál será el límite?