En una nueva acción para reducir los riesgos financieros del mercado, la Asociación de Asset Management de China, que tiene respaldo del gobierno, informó verbalmente a las firmas de private equity que no aceptará nuevas solicitudes para establecer fondos destinados a invertir en el sector inmobiliario y que las solicitudes aun no resueltas serán denegadas, dice Bloomberg. La decisión se suma a otras medidas de restricción al financiamiento para los PE, como préstamos bancarios y fideicomisos. Algunos de los mayores desarrolladores inmobiliarios están sufriendo serios problemas debido a sus altos niveles de endeudamiento y están registrando un aumento récord de incumplimientos en el mercado de bonos de China. Un caso emblemático de la situación del sector es el de Evergrande China, el segundo mayor desarrollador inmobiliario del país y la más endeudada, que está enfrentando problemas para cumplir sus obligaciones financieras. Su calidad crediticia ha sido degradada por las calificadoras de riesgo en las últimas semanas y el precio de sus acciones se ha desplomado más de un 70% en el último año.

Volver