En otra señal de que la recuperación económica mundial toma fuerza, las exportaciones de China aumentaron más de lo esperado en abril, lo que sugiere que su rendimiento comercial podría durar más de lo esperado este año, impulsado por el estímulo fiscal global.

Las exportaciones crecieron un 32.3% y las importaciones aumentaron un 43.1%, una señal de una fuerte demanda interna y un aumento de los precios de los productos básicos, lo que resultó en un crecimiento mayor al esperado del superávit comercial de US $ 42.850 millones para el mes.

El apetito mundial por los productos chinos se mantuvo fuerte en abril, gracias a los paquetes de estímulo introducidos por las economías desarrolladas que ayudaron a alimentar la demanda de artículos para el hogar, muebles y dispositivos electrónicos. Con la aceleración del despliegue de vacunas y la apertura de más economías, se esperaba que el crecimiento de las exportaciones de China se moderara este año a medida que los consumidores comienzan a gastar más en servicios, pero los datos de abril muestran que ello aún no ha sucedido.

En particular las importaciones de cobre se mantienen fuertes, sobre los promedios de los últimos 10 años.

Volver