La clase de activo de deuda privada denominada Capital Preferente es considerada como la celebración de promesas de compraventa de unidades vendibles de uno o más proyectos inmobiliarios. , con pago anticipado del precio, junto a la celebración de opciones de resciliación de dichas promesas, en cuya virtud la sociedad del Fondo y el desarrollador inmobiliario o propietario de los activos, si bien se comprometen a celebrar las compraventas prometidas, reconocen la posibilidad que dichos compromisos sean dejados sin efecto (“Proyecto”). Estas operaciones estarán garantizadas mediante una póliza de seguro o una boleta bancaria, conforme lo dispuesto en el artículo 138 bis de la Ley General de Urbanismo y Construcciones.

La estructura del financiamiento es la siguiente:

  • El pago de las promesas de compraventa se realiza una vez aprobado el permiso de edificación, el cual permite el inicio de venta de las unidades en verde, con sus respectivas pólizas de garantías.
  • Periódicamente la inmobiliaria paga la prima al fondo.
  • A medida que la inmobiliaria vende unidades en verde, tiene la opción de reemplazarlas por otras unidades de igual o mejor características.
  • Finalmente, la inmobiliaria ejerce su opción de resciliación, pagando la totalidad del capital al fondo.

Posee las siguientes garantías:

  • Financieras: Póliza de garantía de venta en verde, entregada por ley, que cubre el 100% del capital en caso de que quiebre la inmobiliaria o no entregue las unidades en forma y plazo.
  • Inmobiliarias: Promesas de compraventa de unidades con descuento, permite adquirir propiedades a muy bajo costo, en caso de que la inmobiliaria no pague las primas (pierde el derecho de resciliación), o en caso de no ejercer su opción de resciliación.

A continuación, se puede ver la estructura gráficamente:

Volver