Una estrategia de inversión en Alternativos puede ofrecer una baja e incluso nula correlación con los mercados tradicionales y además entregar una amplia gama de oportunidades a los inversionistas. Puesto de manera simple, invertir en Alternativos puede ayudar a proveer una mejor diversificación del portafolio para aquellos que están dispuestos a aceptar un nivel de riesgo potencialmente mayor. Durante tiempos de recesión en el mercado, esto se hace especialmente atractivo.

Aquí hay 3 razones de cómo, añadiendo Activos Alternativos a un portafolio, se pueden generar nuevas oportunidades:

 

  1. Moverse en una dirección diferente

Es importante recordar que hay diferentes formas para interactuar con los mercados más allá de la compra y venta tradicional de valores individuales. Por ejemplo, algunas estrategias de Alternativos implementan técnicas diseñadas para generar ganancias cuando el precio de una acción cae; otros buscan compensar el riesgo de movimientos de precios inesperados hedgeandose. Estos acercamientos pueden ayudar a amortiguar un portafolio cuando los mercados públicos están volátiles.

 

  1. Acceso a nuevas oportunidades

Los Alternativos agrandan el universo de inversión. Cuando las inversiones tradicionales parecen poco atractivas e incluso en algunos casos aterradoras, los Alternativos pueden ofrecer oportunidades adicionales al acceder a mercados especializados más allá de acciones, bonos y otros activos líquidos. Esto puede incluir mercados privados y otras inversiones como Commodities, Real Estate e Infraestructura.

 

  1. Entender las potenciales ventajas de la iliquidez

Durante tiempos de estrés en el mercado, es menos probable que las estrategias de Alternativos, que no se encuentran en vehículos de liquidez diaria, se vean obligadas a vender rápidamente y a un precio más bajo. Por otro lado, los fondos mutuos que son estrategias más líquidas, pueden necesitar recaudar efectivo para cumplir con las solicitudes de rescate. Al mismo tiempo, pueden estar posicionados para aprovechar las atractivas oportunidades de compra a descuento debido al estrés y las dislocaciones de mercado. Además, los activos más ilíquidos a menudo entregan mayores tasas a los inversores debido al aumento de los riesgos.

 

Por lo tanto, ¿es un buen momento para invertir en Activos Alternativos? Si bien la actual crisis del COVID-19 ya ha hecho su parte para sacudir los mercados y la confianza de los inversionistas, la incertidumbre sobre lo que está por venir puede ser igualmente abrumadora. Ahora más que nunca, los inversionistas deben considerar todas sus opciones al crear una cartera para su futuro. Esto puede significar una serie de cosas: impulsar la diversificación, invertir en mercados nuevos o diferentes y aprovechar oportunidades de inversión únicas, como el crédito privado, que se generan gracias a las dislocaciones de mercado actuales.

Estar preparado para capear un entorno post pandemia pensando de manera ofensiva puede ser una de las estrategias más valiosas de todas.

 

Fuente: PIMCO

Volver