Mucha flexibilidad y algo de cautela sería lo primero que habría que meter en la maleta si estamos pensando en volver a viajar. 

Poco a poco se van abriendo algunas fronteras. Entre ellas, las de Chile. Y vuelven las ganas de visitar otros lugares, salir de la rutina. 

¿Cuál podría ser nuestro próximo viaje? ¿Algo exótico y lejano? ¿Un clásico de esos que sí o sí queremos conocer alguna vez en la vida?

En el webinar cultural “Apertura de fronteras”, realizado el pasado jueves 29 de julio, conversamos sobre cinco alternativas de destinos, para todo tipo de viajeros. 

Aquí te cuento cuales fueron: 

Al sur de la India hay una isla-país con forma de lágrima. Es Sri Lanka (hasta hace poco se llamaba Ceilán). Ofrece playas para todos los gustos, ruinas atemporales, muchos elefantes y vida salvaje, y una región de altura que los ingleses tapizaron con plantaciones de té. Un destino donde abunda la belleza natural, la historia y la cultura.

¿Algo más cerca? ¿Más clásico? Podría ser uno de los secretos mejor guardados de Europa: Eslovenia. Es uno de los países más pequeños (cabe treinta y siete veces dentro de Chile) y, probablemente, uno de los más encantadores también. Un destino perfecto para los amantes de la naturaleza. Bosques, lagos y ríos que han sido escenario de películas como Las Crónicas de Narnia, cuevas subterráneas, castillos e incluso una ciudad amurallada de influencia veneciana en la costa del Mar Adriático son alguno de sus tesoros, Y todo a la mano. Desde su capital, Liubliana, es posible ir a conocer dentro de un mismo día cualquiera de los maravillosos paisajes y ciudades del país.

Jordania. En su capital, Amán, se respira una fascinante mezcla de las huellas dejadas por nómades beduinos, legionarios romanos, cruzados y bizantinos, por nombrar algunos, y lo moderno y cosmopolita. Y más al sur, la ciudad perdida de Petra, una de las maravillas del Mundo Antiguo. Uno de esos lugares que nos recuerdan a Indiana Jones, y al que todo viajero sueña con ir alguna vez. Petra es una ciudad asombrosa, que se mantuvo oculta por siglos, hasta que el explorador suizo Burckhardt la descubrió en 1812.

Muy cerca de Jordania, otro destino de esos que hay que conocer antes de morir: Egipto. Contemplar con admiración lo que queda de una civilización que ya era antigua y avanzada cuando griegos y romanos recién comenzaba a desarrollarse. Navegar su Río Nilo y recordar que por ese mismo río navegaron varias veces Cleopatra y otros faraones inmortales. 

Visitar México Colonial entre el 28 de octubre y el 2 de noviembre es mucho más que un viaje !Es toda una experiencia! En esa época del año se celebra el“Día de los muertos”, una de las fiestas más emblemáticas y conocidas de México. La muerte se vive de una manera única, llena de colores y tradiciones. Los cementerio se llenan de flores, velas y visitas (principalmente durante las vigilias de la noche) y todos los rincones se llenan de altares y ofrendas con las que se esperan a los familiares fallecidos que por estas fechas vuelven a la tierra visitar a sus seres queridos. 

 

Magdalena Guzmán

Periodista y magíster en Ciencia Política. 

Organizadora de Viajes Grupales a Asia y Medio Oriente.

Volver