El 2020 fue un año muy activo en ofertas iniciales de acciones (IPO, por sus siglas en ingles). Se registraron 1.415 en todo el mundo, un 36% más que en 2019, y se espera que en 2021 la actividad sea intensa. Ahora ¿qué es un IPO? Se trata del procedimiento por el cual una empresa que no cotiza en la bolsa hace una oferta de acciones, nuevas o existentes, en el mercado público de capitales. Para hacerlo, la empresa debe cumplir los requisitos de la bolsa de valores en la que hará la oferta y registrará las acciones, así como de las autoridades reguladoras del mercado en donde se realizará. 

Según el Corporate Finance Institute, en EE.UU. un IPO considera cinco etapas:

    1. Selección del banco de inversión que asesorará a la empresa en el proceso y que prestará los servicios de underwritting.
    2. Due dilligence e inscripción regulatoria, etapa en la que el banco asesor determinará las características del underwritting –el proceso mediante el cual un banco de inversión (el underwritter) actúa como intermediario entre la empresa emisora y el público inversor para ayudar a la empresa emisora a vender su oferta inicial de acciones—y la elaboración y registro de la documentación requerida, incluyendo el prospecto de la oferta y la información para la autoridad regulatoria.
    3. Pricing: Una vez aprobado el IPO por el regulador y establecida la fecha, se establece la cantidad y el precio al que serán ofrecidas las acciones.
    4. Período de estabilización, en el que el underwritter difundirá las recomendaciones de los analistas y realizará tareas de estabilización post IPO, interviniendo en el mercado para corregir desbalances o distorsiones. Esto se puede realizar solo por un corto período de tiempo.
  • Transición al mercado competitivo, período durante el cual el underwritter no puede proporcionar información sobre sus estimaciones de ganancias y valorización de la empresa emisora de las acciones. En EE.UU. este período es de 25 días.

Mediante un IPO, una empresa puede recaudar capital del público ofreciendo acciones en el mercado primario. También es un mecanismo a través del cual los fundadores de la empresa y sus accionistas pueden salir de la propiedad de la empresa, o reducir su participación en ella, realizando las ganancias de su inversión privada. 

 

Volver