¿Qué entendemos por un endowment? Es un capital blindado para el largo plazo, bajo gestión transparente y profesional, cuyos rendimientos garantizan la financiación estable de un proyecto en el futuro.

Uno de los problemas más habituales que enfrentan fundaciones y entidades sin fines de lucro es la variabilidad de sus flujos de caja año a año. Ya sea por una caída en los aportes de donantes, por cambios en los programas de apoyo del Estado u otros eventos inesperados, el flujo varía y los administradores de estas entidades sufren el estrés de cubrir los gastos corrientes del proyecto.

Una solución que encontraron organizaciones como fundaciones y universidades en EE.UU. era separar parte de los aportes recibidos, habitualmente aportes tales como grandes donaciones o aportes extraordinarios no recurrentes de cualquier fuente, y crear un fondo que no era usado en la operación corriente. Este fondo garantiza la autosuficiencia en el largo plazo y la solidaridad intergeneracional. Son habitualmente una fuente de financiación suplementaria al flujo irregular de donaciones y aportes del Estado.

¿Qué caracteriza un Endowment?

El fondo se invierte con un horizonte infinito, esto permite tomar mayores riesgos y aceptar menor liquidez. Eso se premia con mejores retornos lo que a su vez genera mayores recursos en el largo plazo. La diferencia de retornos entre una inversión de 1 año plazo o una de 30 años plazo pueden ser de 6% anual. Un endowment que tiene $100 de patrimonio, en el primer caso tiene $1 para gastar y en el otro tiene $7 para gastar anualmente.

El fondo le entrega a la entidad beneficiaria el retorno esperado de largo plazo. Es decir, se aísla de las alzas y bajas de los activos financieros. Este retorno se estima año a año, dependiendo de las condiciones de mercado. Lo importante es que estos ajustes son mucho más suaves que los cambios de retornos que se observan año a año en los mercados.

Este modelo también ha sido adoptado por familias que quieren que su patrimonio se mantenga por varias generaciones.

En resumen, una entidad sin fines de lucro que quiera permanecer en el tiempo necesita tener estabilidad en sus flujos. El modelo de endowment es una excelente herramienta para conseguir este objetivo.

Tomás Espinosa, Gerente de Multifamily Office en FYNSA

Volver