La recuperación de la economía y el aumento del consumo tras la pandemia ha creado una creciente escasez de trabajadores por hora en EE.UU. ¿El problema? No hay suficientes interesados y muchas empresas se están viendo obligadas a tomar medidas excepcionales, como aumentar el salario que ofrecen –en un 10% en el caso de McDonalds—o bonos por firmar –US$1.000 en el caso de Amazon. Hay distintas percepciones respecto a las razones detrás del fenómeno. Muchas empresas dicen que las ayudas económicas entregadas por el gobierno federal son un desincentivo a que la gente busque trabajo. Pero una encuesta realizada por Wonolo, una de las principales plataformas que conecta a trabajadores con empresas, mostró que 98,4% de los encuestados estaba dispuesto a trabajar más o igual. De los encuestados, un 60% había recibido o esperaba recibir un cheque del plan de ayuda del gobierno. La competencia está dura. La clave parece estar es la búsqueda de contratos permanentes por parte de los trabajadores, según varias encuestas, y la creciente importancia de contar con cobertura de salud. En este sentido, empresas como Amazon y Walmart corren con ventaja ya que han incorporado planes de salud para sus trabajadores, frente a plataformas como Uber que también compiten por el mismo tipo de perfil laboral pero sin esos beneficios.

Volver