En renta variable local, nuestro escenario base considera un target IPSA 2021 de 5.200 puntos (+7,0%). El escenario interno seguirá siendo complejo por los desafíos político – institucionales que enfrentamos en los próximos meses, pero el escenario externo ofrece cierta compensación. Las valorizaciones siguen siendo atractivas en un contexto de largo plazo tanto en términos absolutos, como comprables Latam (25% de descuento en términos de B/L). 

Las utilidades esperadas siguen revisándose al alza. Mejora momentum de resultados y expectativas, lo que se ha traducido en una mejor dinámica de flujos.

Ya sea que se termine aprobando o no el tercer retiro de los fondos de pensiones u otras alternativas que están hoy sobre la mesa, y con las cuarentenas extendiéndose por más tiempo, es probable que de todas maneras el gobierno tenga que hacer un esfuerzo todavía mayor en términos fiscales, fortaleciendo de esta forma un entorno de liquidez que ya es abundante. 

En términos sectoriales, este año se ha ido consolidando la mejora de los sectores más cíclicos y afectados mayormente por la pandemia, como consumo discrecional, real estate y financiero. 

Ahora bien, el sector de commodities sigue siendo nuestro favorito y debería seguir mostrando un desempeño superior, dado que las perspectivas de subyacentes como celulosa y madera (CMPC, COPEC), hierro (CAP), cobre y litio (SQM) se han ido fortaleciendo adicionalmente, existe espacio para expansión de múltiplos y preferimos estar más expuestos al ciclo externo.

Volver