La condición actual del mercado junto con las convicciones de que las oportunidades de inversión se generan de forma constante, FYNSA está en proceso de estructuración de una nueva iniciativa de inversión. El Fondo FYNSA Deuda Inmobiliaria es una inversión de corto plazo, a través de estructuras que pueden contar con apalancamiento y con activos inmobiliarios como garantía, destacando también pólizas de seguro para algunas estructuras que lo requieran, generando una inversión resguardada con fuertes colaterales como son las garantías inmobiliarias.

Actualmente, Chile se encuentra en un proceso de incertidumbre política mediante la suma de elecciones que generan volatilidad en los mercados, por lo tanto, un portafolio de estructuras privadas que posee baja correlación con activos tradicionales asoma como una iniciativa atractiva. Por otra parte, el alza en los costos de construcción por efecto pandemia, la rigidez del financiamiento bancario por Basilea III y la Crisis Económica por la que atravesamos el último tiempo, fortalecen la oportunidad de inversión en este tipo de activos alternativos, cuyas garantías tienen el menor riesgo de default y presentan un retorno atractivo, llegando a una TIR objetivo del 10% nominal neta de comisiones, financiamiento, impuestos y otros gastos, además de liquidez en el corto plazo, entregando flujos al aportante a partir del mes 13 de manera trimestral. El tamaño objetivo de este fondo es de UF 500.000 a 30 meses plazo, con período de inversión de 12 meses, entregando significativos premios sobre renta fija tradicional de plazos equivalentes.

Volver