¿Podrá convertirse India en el socio tecnológico de Estados Unidos en esta nueva era de enfrentamiento tecnológico con China? Un análisis de la Hinrich Foundation, una institución especializada en el análisis del libre comercio del mundo y Asia, concluye que India tiene una gran oportunidad de hacerlo. Con favorables incentivos económicos y un inmenso potencial tecnológico –India tiene el sistema educativo con el mayor foco en ingeniería de todo el mundo, según el análisis- el país ya ha atraído a gigantes como Apple, Samsung o Amazon, que han cautivado a sus proveedores y están consolidando en distintas ciudades de India clústeres de manufactura de productos tecnológicos de clase mundial, con proveedores globales como Foxconn o Wistron, y locales, como Dixon o Micromax. El siguiente paso sería atraer fabricantes de placas madre y semiconductores. India, además, forma parte del Quadrilateral Security Dialogue, conocido como QUAD, una alianza impulsada por el presidente Biden –y de la que forman parte además Japón y Australia—para contener a China y reforzando el rol de aliado estratégico de EE.UU. en esta nueva etapa de las relaciones de este país con China. De todas formas, indica Hinrich, para lograr consolidarse como un nuevo socio en la cadena de suministro tecnológica de EE.UU. India debe hacer mayores reformas para facilitar los negocios en el país, simplificando su sistema regulatorio y mejorando las relaciones entre los gobiernos estaduales y el gobierno central.

BONUS TRACK: InMobi, una empresa de publicidad contextual para móviles con operaciones en EE.UU., China, Corea del Sur, Australia e India se convertiría este año en la primera startup india en realizar un IPO en una bolsa estadounidense. Reportes de prensa señalan que InMobi busca recaudar entre US$12.000 millones y US$15.000 millones en su salida a bolsa.

Volver