En renta variable local, nuestro escenario base considera un target IPSA 2021 de 4.900 puntos. El escenario local seguiría siendo desafiante, aunque creemos que dada, la magnitud y sincronización de los estímulos monetarios y fiscales, la caída de las tasas de interés, valorizaciones descontadas tanto en términos absolutos, como comprables EM (50% de descuento en términos de B/L), el debilitamiento del dólar a nivel global y la recuperación de los precios de los commodities, ofrece cierta compensación.

Las utilidades mostrarían una importante recuperación en 2021 y, a nuestro juicio, las acciones chilenas ya incorporan el mayor riesgo político post “estallido social” de octubre de 2019.

Mientras tanto, vemos que los flujos vuelven a la renta variable local, con una mayor participación de inversiones minoristas provenientes de fondos mutuos, los que se suman a los flujos de inversión extranjeros observados en los meses anteriores.

Seguimos favoreciendo papeles que encontramos desvalorizados (valor), de calidad (sólida posición financiera), y que se beneficien de mayores precios de commodities y de las transferencias fiscales y flujos disponibles por retiro de fondos de pensiones. Sectorialmente estamos privilegiando el sector de commodites, bancos, retail y real estate.

Vemos 3 grandes riesgos a nuestro escenario base: un nuevo brote de Covid-19 y trabas en el proceso de vacunación, el deterioro político institucional y que la violencia vuelva a las calles en medio del proceso constituyente.

Volver