Antofagasta Minerals, el mayor productor de cobre de capitales privados chilenos, anunció que su producción será menor a la esperada este año debido a la sequía. La escasez de agua por la falta de lluvias afecta especialmente la operación de Los Pelambres, la mina que opera en la región de Coquimbo. La caída de producción en Los Pelambres podría ser de hasta 50.000 toneladas de cobre en 2021 por los efectos de la escasez hídrica. La empresa ha presentado un plan de continuidad operacional para Los Pelambres de US$1.000 millones utilizando agua de mar como principal fuente hídrica, lo que incluye una planta desaladora que debe entrar en operaciones en 2022. Ya el año pasado la mina Los Bronces, de Anglo American, ubicada en la Región Metropolitana, reportó una caída de 3% en su producción de cobre debido principalmente a la escasez hídrica. La solución del sector minero en Chile a este problema está en el mar: según proyecciones de la Comisión Chilena del Cobre, la proporción de agua de mar utilizada en la minería en el 2030 pasará a representar más del 45% del consumo total, frente a sólo un 30% en 2020.

Volver