Los flujos netos hacia los fondos de acciones globales alcanzaron un récord de + US$ 58 billones en la semana que terminó el 10 de febrero. (ver gráfico adjunto)

Entre los indicadores de posicionamiento, los flujos de fondos se han vuelto decisivamente más positivos desde noviembre. Los flujos de fondos durante los últimos 3 meses han sido los más grandes desde 2000 (cuando se dispuso de datos), lo que genera preocupaciones de que las entradas a renta variable podrían haber ido demasiado lejos

Si bien las fuertes entradas de fondos de renta variable parecen estiradas y es probable que se moderen a partir de aquí, la fuerte recuperación se produce después de salidas muy importantes desde 2018. Las salidas han ascendido a U$$ 700 billones desde 2018, en comparación con las entradas de US$250 billones desde noviembre (es decir, se ha recuperado aproximadamente el 35%). 

Dado que el crecimiento mejorará firmemente este año y la incertidumbre se desvanecerá, los flujos de fondos de renta variable pueden seguir siendo positivos en 2021En particular, creemos que hay margen para una mayor rotación, ya que los flujos de fondos hacia activos más seguros se han mantenido sólidos: los flujos de fondos de activos riesgosos frente a activos seguros en 12 meses siguen siendo muy negativos. Los flujos de fondos de bonos han seguido siendo fuertes y la confianza en los bonos parece especialmente vulnerable a riesgos clave, como un aumento inesperado de la inflación. Además, creemos que podría haber más salidas de fondos del mercado monetario a medida que la curva de rendimiento continúe empinándose. 

 

 

                                                 Global Equity Fund Flows

 

Volver