Es conocida la relación entre nivel educacional, nivel de socioeconómico y variación de la tasa demográfica. En esa línea, el Instituto Internacional para el Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA, por sus siglas en inglés) ha publicado proyecciones que relacionan sus estimados de nivel educacional y las de crecimiento de la población. El ejercicio muestra algunas conclusiones interesantes. La primera es que, cruzando ambas variables, las proyecciones indican que el techo de la población mundial será menor que el proyectado por las Naciones Unidas.

Las proyecciones de IIASA también muestran que el mundo estará habitado por gente con cada vez mayores niveles de educación: para el final de este siglo prácticamente toda la población del planeta habrá recibido algún grado de educación. La gran mayoría tendrán educación secundaria o post-secundaria. Este segmento de la población, que en 1970 era de 700 millones de personas, alcanzará los 7.000 millones para fines del siglo XXI, es decir, una masa similar a la población actual del planeta.

Volver