Los inversionistas, junto con las distintas administradoras de fondos del país, han aprovechado el contexto y las oportunidades que se están presentando en el mercado de bodegas para obtener retornos favorables. Es por esta razón que los fondos de inversión públicos que invierten en activos industriales, es decir en bodegas, han experimentado un aumento considerable en el último año.

En cuanto a monto invertido, del total de UF 80,86 millones de AUM correspondiente a activos inmobiliarios (aproximadamente 3.180 MM de dólares), los centros de bodega representan el 11%, proporción que ha venido creciendo durante los últimos dos años. La inversión total que alcanza este tipo de activos inmobiliarios es de aproximadamente 350 millones de dólares, donde solo en lo que va del 2021 esta inversión ha sido cercana a los 60 millones de dólares.

En cuanto a superficie en operación inmobiliaria que está bajo la administración de fondos de inversión inmobiliarios, esta alcanza alrededor de 1,48 millones de m2, donde el sector comercio es el que mantiene una mayor participación con un 29% sobre el total, seguido por el bodegaje con un 22%.

El contexto de pandemia vivido durante el último año, sin duda ha generado gran incertidumbre y crisis económicas, pero hubo sectores de la economía que se han visto favorecidos, donde en el ámbito inmobiliario el gran triunfador sin dudas es el de las bodegas. Las expectativas para este tipo de activos son favorables, debido a que el hábito de comprar por internet se ha instalado en los consumidores, y las empresas deben satisfacer esta demanda a través del arriendo de superficies logísticas, por lo cual se espera sigan surgiendo oportunidades de inversión ligadas a este tipo de activas.

Volver