Bloomberg ha informado que la administración Biden propondrá aumentar la tasa impositiva federal sobre las ganancias de capital al 39.6%, así como la tasa impositiva marginal máxima sobre la renta según la propuesta del presidente Biden. Además del impuesto del 3.8% sobre los ingresos netos por inversiones que el Congreso estableció en 2009, la tasa combinada sería del 43.4%. Se esperaba que el presidente propusiera esto como parte de su“American Families Plan”. En ese sentido el anuncio no sería una sorpresa, aunque para algunos sí lo es la magnitud de las alzas de impuestos propuesta.

Esta propuesta se aplicaría a los contribuyentes con ingresos anuales superiores a US$1 millón, y probablemente también se aplicaría a los dividendos calificados, que actualmente están gravados a la misma tasa que las ganancias de capital. La campaña de Biden también propuso eliminar el aumento en la base de los activos heredados, lo que daría lugar a ganancias imponibles mucho mayores sobre esos activos una vez vendidos.

Por supuesto, la propuesta tiene que negociarse en el Congreso, por lo que finalmente se puede obtener una versión más acotada del alza propuesta, y, por otra parte, existen dudas sobre desde cuándo se haría efectiva.

Algunas pistas las ofrece Goldman Sachs, que espera que “en el Congreso se establezca un aumento más modesto, potencialmente alrededor del 28%“.  Si bien es posible que el Congreso apruebe la propuesta en su totalidad, creen que es más probable una versión moderada a la luz de la escasa mayoría en la Cámara y el Senado de los demócratas. Al 43.4%, las ganancias de capital a largo plazo se gravarían a la tasa más alta en los más de 100 años desde que el Congreso estableció el impuesto sobre la renta. En su opinión, una tasa del 28% parece más probable, ya que está aproximadamente a la mitad entre la tasa actual y la probable propuesta de Biden.

Y aunque no está claro cuándo sería efectivo el aumento de la tasa impositiva, los economistas del banco “creen que es poco probable que se aplique a las ganancias obtenidas antes de mayo, y es más probable un aumento a partir del 1 de enero de 2022 “.

Volver