Mas allá de la evidente desaceleración de la economía mundial en los últimos meses, a consecuencia de los rebrotes asociados al Covid-19, creemos que la misma debería ser adecuadamente compensada con un mayor apoyo de políticas, especialmente en China, que pasaría de una represión financiera a algo más amigable, ya sea flexibilizando la política monetaria o bien algún tipo de estímulo fiscal más focalizado, mientras que la Reserva Federal es probable que tenga que retrasar cualquier anuncio de reducción de compras de activos a diciembre que sigue siendo nuestro escenario base.

El debate reciente se ha concentrado en los posibles ajustes en la política por parte de los principales bancos centrales y en particular el de la FED. En este sentido, creemos que el ritmo de los cambios de política será lo suficientemente gradual como para no descarrilar la recuperación económica o el repunte de los mercados, mientras que las diferencias entre los bancos centrales más agresivos y más moderados crearán oportunidades.

Esperamos que los principales bancos centrales sigan apoyando el crecimiento y mantengan las tasas bajas durante más tiempo. Esto es positivo para los mercados de renta variable, en particular para las áreas cíclicas y de valor del mercado.

Para mayor información consulte el informe adjunto Visión de mercados septiembre 2021

 

 

Volver