El gobierno mexicano está preparando nueva legislación para impulsar la producción privada de litio en el país como parte de una estrategia que integraría la producción de este metal con la potente industria automotriz del país. México adjudicó concesiones para exploración de litio en el estado de Sonora hace una década. De las 10 firmas que se adjudicaron los proyectos, 3 están activas, incluyendo Ganfeng Lithium, el tercer mayor productor de compuestos de litio del mundo y que tiene proyectos en Argentina. La apuesta mexicana por el litio tiene mucho sentido. Como parte del renegociado acuerdo de libre comercio con EE.UU. y Canadá, dentro de tres años el 75% de los componentes de los automóviles fabricados en estos países deberán tener un 75% de contenido local, incluyendo las baterías de litio. “No solo se trata de la extracción del litio, estamos buscando cómo diseñar un proyecto integral para que México se inserte exitosamente en una cadena de valor”, dijo Tatiana Clouthier, secretaria de Economía, durante la reunión de la Comisión de Comercio Internacional del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en mayo, consigna la revista Expansión.

Fuente: Statista

Volver