Durante las últimas semanas se han experimentado en Chile una serie de acontecimientos políticos y económicos que han hecho aumentar la incertidumbre y cambiar las perspectivas de los inversionistas.

Nuestro mercado globalizado nos permite acceder a oportunidades de negocios que puedan surgir en otros países, las cuales pueden ser una fuente importante para quienes buscan diversificar sus inversiones y proteger su patrimonio.

En este contexto, el mercado inmobiliario de EE.UU. se ha convertido en un sector muy relevante para apostar, donde con una economía robusta y que va al alza, tasas de demográficas crecientes, bajas cargas impositivas en algunos estados y un mercado inmobiliario que ha demostrado ser más resiliente que otros mercados en épocas de crisis, permiten ubicarlo como un sector atractivo para invertir.

 

¿Por qué Multifamily?

Los edificios multifamily son proyectos inmobiliarios de edificios residenciales, los cuales son adquiridos y administrados por un solo dueño, generalmente institucional, y en donde los departamentos están destinados única y exclusivamente a la renta.

El crecimiento demográfico, aumento del precio de las viviendas, mayor proporción de población milennial, aquella que hoy tiene entre 24 y 40 años, y la resiliencia que ha tenido en épocas de crisis, posicionan al negocio del multifamily como una de las mejores oportunidades para invertir.

La compra de una vivienda en EE.UU. se ha vuelto cada vez menos accesible debido a varios factores. Por una parte, el precio de las viviendas ha aumentado un 60% en la última década[1], sin embargo, el ingreso promedio de los hogares ha evolucionado a tasas menores. Otro efecto que intensifica esta realidad es el hecho que prácticamente tres de cada cuatro departamentos que están siendo desarrollados, requieren ingresos sobre USD 75 mil anuales para ser adquiridos, sin embargo, menos del 20% de las personas en EE.UU. alcanzan ese nivel de renta anual. Esta realidad implica que la mayoría de la población esta imposibilitada a adquirir una vivienda propia, y por lo tanto están optando por arrendar.

Por otra parte, la población millennial es un sector con un alto potencial de demanda por arriendos de departamentos residenciales. Este grupo representa cerca del 25% de la población total de EE.UU., lo cual se traduce en 75 millones de personas., las cuales tienen preferencia por el arriendo, tienden a permanecer menos tiempo en un lugar y priorizan acceso a servicios y movilidad.

Según el estudio elaborado por CBRE Econometric Advisors, la demanda total de viviendas multifamily de EE. UU. debiera aumentar en 2 millones de unidades durante los próximos diez años.

Otra característica destacable del mercado de multifamily en EE.UU. es que ha mostrado ser consistentemente más resiliente durante las crisis que otras clases de activos inmobiliarios, donde se puede observar que luego de las crisis económicas de 2001

y 2008 los proyectos de multifamily fueron los que tuvieron una menor caída de ingresos y que fue el primer sector en recuperarse de la recesión de 2008.

[1] JCHS tabulations of BLS, Consumer Price Indexes.

Durante la última década, los activos de multifamily han experimentado rendimientos promedio más altos de la industria inmobiliaria, con una menor volatilidad de los ingresos, lo cual se traduce en una mejor relación riesgo retorno. Esto se explica por las características intrínsecas que tiene este tipo de activos, donde se diversifica el riesgo a través de un portafolio atomizado de arrendatarios, flujos estables y Cap Rates más bajos, los cuales han venido cayendo, situándose en 5,28% promedio a nivel nacional3.

El negocio del multifamily ha tomado el protagonismo que le corresponde en el mercado inmobiliario en EE.UU. y presenta características favorables para pensar que se seguirá desarrollando con mayor fuerza en los próximos años, siendo una oportunidad clara y concreta para inversionistas que quieran diversificar y buscar mayores rentabilidades ajustadas por riesgo.

 

 

Volver