Durante el último año hemos visto cómo muchos sectores de la economía han sido afectados por la pandemia: aerolíneas, empresas de turismo, hoteles, inmobiliarias y constructoras, se encuentran entre las más afectadas. Sin embargo, pese al escenario adverso, algunos rubros como el de bodegaje, lograron números positivos durante el 2020, y se espera que los sigan teniendo para los próximos años.

Vacancia en niveles históricamente bajos

El gran crecimiento del e-Commerce y las necesidades de las empresas que han modificado su modelo de negocios, ha aumentado la demanda por metros cuadrados de bodegas. Así podemos ver como ha disminuido la necesidad de la tienda física, apareciendo modelos de negocios como son Dark Store y Dark Kitchens, los cuales soportan la venta online.

El mercado de bodegaje en Chile pasó de un 11,34% de vacancia en el primer semestre, a un 6,33% el segundo semestre del 2020. Al primer trimestre de este año la vacancia ese encuentra en torno al 4,5%.

 

En este contexto, y según el último reporte global de bodegas desarrollado por GPS Property, el mercado de bodegas clase I y II, se consolida a nivel inmobiliario como el más prometedor y con mayores oportunidades de crecimiento para este 2021, esto debido al rol principal que tiene en los procesos de optimización y modernización de la logística que ha significado el crecimiento explosivo del ecommerce.

 

 

 

Expectativas de inversión

Para el 2021, se estima que podrían ingresar más de 150.000 m2 de nuevos espacios para bodegas, entrando actores relevantes al mercado local, como Amazon y Mercado Libre. Debido a estos factores, se espera un aumento tanto en la oferta como en la demanda por bodegas.

Por otra parte, los principales inversionistas de este tipo de activos inmobiliarios son fondos de inversión públicos y privados, los cuales han aumentado la proporción de bodegas en sus portafolios. Durante el primer trimestre de 2020 se crearon 7 nuevos fondos de bodegaje, totalizando un patrimonio de 5 mil millones de dólares. A diciembre de 2019, estos vehículos de inversión tenían un patrimonio de 4,4 mil millones de dólares, lo que representa un crecimiento de 13,6%.

Entre las características que tienen estos activos inmobiliarios que explican su auge y el actual interés por invertir en ellos son, el bajo costo de construcción, la plusvalía de la propiedad y la seguridad que genera tener contratos de arriendo con empresas productivas.

Las condiciones de mercado favorables que presenta el negocio del bodegaje actualmente permiten que los inversionistas estén prefiriendo invertir en este tipo de activos, los cuales se presentan como una alternativa que permite diversificar los portafolios y generar mayores rentabilidades.

Volver