Mientras Chile sale al mercado a buscar operadores para aumentar su producción de litio, el mayor fabricante de baterías de ion-litio para vehículos eléctricos, la china CATL, anunció una inversión de US$5.000 millones para construir una planta de reciclaje de este tipo de baterías.

El anuncio de la empresa se produce en un momento en que la industria espera que el suministro de materiales para la fabricación de baterías entre en un mercado deficitario. En paralelo, la industria señala que, por razones ambientales, en unos años comenzará a ser crítico contar con instalaciones para el reciclaje de baterías de vehículos eléctricos que han cumplido su ciclo de vida. El reciclaje permitirá recuperar materiales para ser reutilizados nuevamente en la fabricación de baterías.

Un estudio de la consultora IDTechEx estima que el mercado de reciclaje de baterías de vehículos eléctricos alcanzará un valor de US$31.000 millones anuales para el año 2040. Según la consultora, el 50% del reciclaje de baterías se realizará en China, el principal mercado consumidor de vehículos eléctricos. La vida útil de una batería de ion litio de un vehículo eléctrico se estima en alrededor de 180.000 kilómetros de recorrido.

Volver