El poderoso repunte inicial en los mercados de valores entre marzo y septiembre del año pasado, impulsado por la valorización, es muy típico de la fase inicial de ‘esperanza’ de un mercado alcista, que generalmente comienza durante una recesión cuando las utilidades aún están cayendo. 

Esta fase suele ir seguida de lo que llamamos la fase de ‘crecimiento’, que es la expectativa para este año, ya que las acciones globales generan un crecimiento de utilidades de alrededor del 35%. 

A menudo, la transición entre las dos fases está marcada por una mayor volatilidad y un revés del mercado a medida que los inversores esperan, o comienzan a dudar, de la recuperación que se ha fijado un precio, tal como vimos después del fuerte repunte inicial de los mercados de valores en 2009.

El patrón típico del ciclo del mercado de valores

S&P 500. Promedio de los ciclos del mercado desde 1973

Actualmente estaríamos entrando en la fase de “Crecimiento” del nuevo ciclo

 

Volver