El tercer trimestre de 2021 cerró con un crecimiento continuo en el número de ingresos de nuevas obras de construcción, según datos de la plataforma IConstruye. En junio se ingresaron 29 obras, frente a 24 y 22 en mayo y abril, respectivamente. El grueso de las obras (más de tres cuartas partes) correspondió a departamentos y casas, lo que refleja la reactivación de la demanda por compras de viviendas. De todas formas, el número de obras ingresadas sigue muy por debajo del promedio de 2019, que fue de 60 obras mensuales. En 2021, enero registró un peak de 59 obras ingresadas, fenómeno que obedeció al rezago de obras del 2020 y al relajamiento de las medidas sanitarias. Si bien se observa resiliencia en el sector construcción, su crecimiento está impactado por la incertidumbre política y por el fuerte encarecimiento de algunos de los más importantes materiales de construcción.

Fuente: IConstruye

Volver