Después de varios meses de empeoramiento de las tendencias de contagio en el contexto de una segunda ola de COVID-19, las cifras parecen estabilizarse, lo que refleja la exitosa campaña de vacunación y las tendencias de menor movilidad.  El promedio móvil de 7 días de nuevos casos diarios había aumentado recientemente a máximos históricos en las últimas semanas, superando los 7.300. Esta semana esa cifra ha caído un 10% a aproximadamente 6.700 como resultado de la disminución de nuevos casos diarios, y debería continuar su tendencia a la baja dada la alta tasa de vacunación. 

En una nota similar, el promedio móvil de 7 días de pruebas positivas sobre el total de pruebas, ha aumentado constantemente durante los últimos meses alcanzando el 12% visto la semana pasada. Esta cifra ha comenzado a tener una tendencia a la baja en los últimos días y actualmente se sitúa en el 11%. El empeoramiento de las tendencias de contagio observadas durante la segunda ola había llevado a aumentos en el índice de ocupación de camas de la UCI, que subió a un récord del 96% observado hace poco más de una semana. Esperamos que este número disminuya en las próximas semanas suponiendo que el número de nuevos casos diarios continúe disminuyendo.

Chile ya ha vacunado a casi 8 millones de personas, lo que equivale al 40% de la población. Del mismo modo, un total de más de 5,5 millones de personas han recibido ambas dosis, lo que implica que el 29% del país ha sido completamente vacunado.

Chile continúa recibiendo envíos de la vacuna a un ritmo elevado, con el último envío con 266.175 dosis de Pfizer. Hasta la fecha, el país ha recibido 15.826.101 dosis, correspondiendo la gran mayoría a Sinovac. De hecho, el 90,1% de los vacunados han recibido la vacuna Sinovac, y el resto recibe la vacuna Pfizer. 

Esta semana, el Ministerio de Salud entregó los resultados del estudio de eficiencia de la vacuna de Sinovac. Según estos, la vacuna protege contra la infección sintomática de COVID-19, así como las formas más graves de la enfermedad. La vacuna tiene una eficacia del 67% en la prevención de los síntomas de COVID-19, una eficacia del 85% en la prevención de la hospitalización, una eficacia del 89% en la prevención del ingreso a la UCI y una eficacia del 80% en la prevención de la muerte.

Volver