El riesgo de que la política monetaria estadounidense se normalice más temprano que tarde ha ofrecido apoyo al dólar, pero es poco probable que sea el factor dominante en los mercados de divisas.

La diferencia entre el crecimiento en los EE.UU. y el resto del mundo suele ser un gran impulsor del dólar. Esto se debe a que las tasas de crecimiento relativo son un factor importante para las trayectorias relativas de la política monetaria. Además, el capital tiende a fluir hacia regiones de mayor crecimiento, provocando un ciclo de apreciación de la moneda que se refuerza a sí mismo. En los próximos meses, las mejoras en el crecimiento económico en Europa y Asia deberían superar a las de EE.UU. Esto se puede ver en el índice de sorpresa económica de Citi, ya que las publicaciones de datos de EE.UU. ya no sorprenden a las estimaciones. 

La fuerte recuperación de EE.UU. en 2021 ha sido impulsada por su rápido lanzamiento de la vacunación Covid-19, pero a medida que otras naciones se lanzan a un ritmo más rápido, esas economías ya están eliminando las restricciones y, por lo tanto, deberían beneficiarse de la demanda reprimida que ayudó a EE.UU. en lo que va de año. Por último, las economías de Asia y Europa se ven favorecidas por un creciente déficit comercial de EE. UU.

Cuando la Fed anunció una reducción del estímulo monetario en 2013 (taper tantrum), las monedas de mercados emergentes se desplomaron, lo que reforzó la fortaleza del dólar estadounidense. Esta vez, los ME están mejor preparados. De hecho, el real brasileño, una de las monedas denominadas “cinco frágiles” en el “taper tantrum”, ha subido frente al dólar estadounidense desde el miércoles pasado y ha sido una de las monedas con mejor desempeño a nivel global, apoyada también por un proceso de normalización monetaria, (haciendo el carry trade más atractivo), camino que recorrerían otros bancos centrales EM, incluido el nuestro, por cierto.

Finalmente, el dólar sigue sobrevaluado en aproximadamente un 8% en términos reales, a diferencia de 2013, donde estaba subvaluado en un 10%.

El crecimiento relativo es el mayor factor que impacta en el desempeño del dólar

Fuente: Gavekal

El dólar sigue un 8% sobre sus promedios de largo plazo en términos reales

US Dollar Real Effective Rate Index (Enero 1994=100)

 

Volver