SQM recaudó US$1.100 millones en un proceso de ampliación de capital concluido a fines de abril. La firma colocó el 97% de los 22,4 millones de acciones serie B ofertados a un precio de US$50. El aumento de capital tiene por objeto financiar el plan de inversiones de US$1.900 millones aprobado por la empresa para el período 2021-2024. De este total, alrededor de US$1.000 millones se destinarán a expandir la producción de litio de la empresa en Chile. El plan de SQM es aumentar su producción de carbonato de litio de 70.000 a 180.000 toneladas anuales para el 2023 y la de hidróxido de litio de 13.500 a 30.000 toneladas anuales. El plan de inversiones también incluye el proyecto de litio Mt Holland en Australia, donde SQM tiene una participación del 50%, y la expansión de la producción de yodo y nitratos en Chile.

Recomendamos comprar con un P.O de US$65 por acción. 

La visibilidad para la demanda de litio viene mejorando por todos los incentivos a las energías renovables y la electromovilidad (acentuados por la pandemia y ahora con el gobierno de Biden), y perfectamente lo que podemos empezar a ver es una reversión del proceso de ajuste de precios que vimos a partir de 2018, por una sobreoferta de litio y pasar muy rápido a un mercado deficitario, considerando además que no es tan fácil materializar las expansiones de plantas y menos nuevos proyectos.

El gran ganador en este nuevo panorama es SQM. Dada su fuerte posición competitiva, puede responder más rápido que sus competidores a este crecimiento en la demanda y a un costo menor. Su holgado nivel de apalancamiento, sumado a la reciente inyección de capital, crea un potencial de crecimiento que, a nuestro juicio, el mercado recién comienza a incorporar, sin considerar, adicionalmente, la recuperación del precio del litio. 

Los precios del carbonato de litio en China han subido un 70% en 2021 y un 140% en 12 meses y fuentes de la industria pronosticaban precios superiores a 100.000 RMB / t (15.300 USD / t) en 2021, según Benchmark.

Volver