Swiss RE, una de las mayores reaseguradoras del mundo, firmó en agosto el primer contrato de largo plazo en el que una empresa compra captura de carbono de la atmósfera. Bajo el acuerdo, Swiss Re entregará US$10 millones en los próximos diez años a Climeworks (https://climeworks.com/), una start up que está poniendo en marcha este mes en Islandia la mayor planta de captura de CO2 construida hasta la fecha. La planta, denominada Orca, capturará 4.000 toneladas de CO2 por año utilizando energía geotermal. Este CO2 será mezclado con agua e inyectado al subsuelo donde se solidificará.

El desarrollo de tecnologías económicas para la captura de CO2 desde la atmósfera está en etapas iniciales. Al anunciar el acuerdo, Swiss Re señaló que busca enviar una señal a los desarrolladores de proyectos, así como a los inversionistas y otros potenciales compradores de captura de CO2.

El sector asegurador está altamente expuesto desde el punto de vista financiero a los efectos del calentamiento global y el cambio climático. Según el reporte de medio año de Swiss Re, las pérdidas relacionadas con seguros sumaron US$40.000 millones en el primer semestre, la segunda mayor cifra registrada para un semestre, en parte debido a eventos relacionados con el cambio climático.

Climeworks puso en marcha su primera planta de captura de carbono en Suiza en 2017, donde el CO2 capturado es vendido para ser utilizado en la fabricación de fertilizantes, de bebidas gaseosas y de combustibles sintéticos.

Volver