En los últimos años el estado de Texas se ha consolidado como uno de los mercados con mayores oportunidades de inversión en EE.UU., especialmente en el ámbito inmobiliario. Aquí convergen el tamaño de su población, el crecimiento de la tasa de empleo y un costo de vida más bajo que otras partes del país, lo cual le permite ser un destino deseado por los inversionistas.

La población de Texas asciende a casi 29 millones de personas, la cual ha crecido en un 14% durante los últimos diez años, lo que implica un crecimiento de más de 1.000 personas por día, incrementándose de manera exponencial durante los últimos años. Cinco de las once ciudades estadounidenses de más rápido crecimiento en los últimos diez años son ciudades de Texas, las cuales, con una diversidad cultural y muchos atractivos turísticos, se posicionan como un lugar atractivo para vivir.

Si Texas fuera un país, sería la décima economía más grande del mundo, con un PIB de USD 1.886 billones y un PIB per cápita sobre los USD 50.000, el cual ha venido creciendo a una tasa de 5% anual promedio según datos del FMI. 

El estado de Texas cuenta con tasas hipotecarias más bajas que el promedio nacional y no tiene impuesto a la renta, presentando fundamentos robustos para considerarla como un lugar atractivo para invertir en activos inmobiliarios. Además, el estado lidera el crecimiento laboral de EE.UU., creando nuevos empleos a una tasa del 4% anual, que es el doble del promedio nacional.

En Texas hay una región triangular, conocida como Texaplex, conformada por las áreas metropolitanas de Dallas-FortWorth, Houston, Austin y San Antonio, en la cual vive el 75% de la población del estado, con más de 21 millones de personas. Según Texas State Demographer´s Office, el Texaplex crecerá en 2,1 veces su tamaño real en los próximos 35 años.

Austin

Austin es la capital del estado de Texas. Cuenta con la población de más rápido crecimiento en todo el estado, con un aumento del 9% en los tres últimos años, alcanzando casi 2 millones de habitantes.

Tiene un PIB Per cápita de USD 55.420 y en el año 2019 ocupó el primer lugar del ranking anual de la revista US News &World Report de las mejores ciudades para vivir y trabajar en EE.UU. 

Dallas 

Dallas es la base estratégica de las industrias manufactureras y financieras, las cuales aportan parte significativa del PIB del estado. Hay más de 10.000 empresas nacionales e internacionales que tienen sus sedes Dallas, como por ejemplo Toyota, Amazon, Deloitte, entre otras. 

El área tiene varias universidades y colegios, lo cual la hace atractiva para negocios inmobiliarios de renta, considerando que la gran mayoría de los estudiantes universitarios provienen de otras partes del país y necesitan un lugar para vivir.

Houston

Houston es una ciudad dinámica, dejando atrás una economía centrada en el petróleo, que representa hoy solo un 2.4% de los empleos. Ha tenido un crecimiento de 21,6% de la población en los últimos diez años, alcanzando sobre 2,3 millones de personas, posicionándose como la cuarta ciudad más poblada de EE.UU. Además, es la ciudad líder de EE.UU. en la creación de nuevos empleos.

Entre los principales atributos que posee esta zona están el Texas Medical Center, el centro médico más grande del mundo, con más de 100.000 empleados y con un plan de crecimiento del 30% en los próximos años. Adyacente a este centro de salud se encuentra el NRG Stadium, donde juega como local el equipo de fútbol americano Houston Texans y alberga una de las ferias de Rodeo más importante del estado.

Con un mejor estándar de calidad de vida, mayor empleabilidad y atractivos turísticos/recreacionales, Texas presenta características favorables para invertir en el negocio inmobiliario.

Volver