La generación de electricidad a partir de paneles fotovoltaicos es una de las tecnologías que más ha crecido en el mundo durante los últimos años. Y el futuro promete más. Desde hace algunos años se están desarrollando distintas iniciativas para utilizar celdas transparentes, que puedan usarse como ventanas en distintos tipos de edificios, para generar electricidad. Una de las tecnologías más prometedoras en esa línea es la de los concentradores luminiscentes solares transparentes (TLSC, por sus siglas en inglés) desarrollados por la Universidad de Michigan y que pueden ser ajustados para absorber las ondas ultravioletas y del infrarrojo cercano y así generar suficiente electricidad como para alimentar parte de la iluminación de un edificio y el funcionamiento de pequeños aparatos. Otros proyectos similares son los de la petrolera estatal italiana ENI, desarrollado en conjunto con el MIT, y el de la australiana ClearVue, que buscan entrar al mercado. La tecnología está en su fase inicial y las investigaciones están orientadas actualmente a conseguir una mayor eficiencia en la conversión de luz en electricidad.

Volver