Esperamos una recuperación global escalonada, ya que diferentes regiones se vieron afectadas por el COVID-19 en distintos períodos de tiempo. China fue el primero en entrar, primero en salir, y EE.UU. se recuperó posteriormente (el crecimiento del PIB trimestral máximo fue mayor en el 2T21), seguido de Europa (el crecimiento del PIB trimestral máximo 3T21) y, finalmente, los mercados emergentes ex China, todo en conjunto con el alivio de las restricciones de movilidad COVID-19.

Un Estados Unidos, excepcionalmente fuerte, ha sido la fuerza impulsora de la renta variable mundial durante gran parte del año y ahora vemos que Europa se está poniendo al día. Los estrategas de mercados globales de JP Morgan opinan que, si bien el camino de Europa ha sido difícil, la región está en camino de convertirse en un motor complementario de EE.UU. que impulse un auge de crecimiento global de base amplia para mediados de año. Dado que la movilidad se mantiene estable y los lanzamientos de vacunas se aceleran en Europa, el sesgo es una vez más para que las previsiones de crecimiento del trimestre actual aumenten a medida que más actividad se reincorpora.

En ediciones anteriores, hemos destacado nuestra preferencia por acciones europeas dentro de mercados desarrollados, dada su composición sectorial más cíclica y value. ¿EM es el siguiente en la fila? A medida que aumenten las vacunas y se produzca la reapertura, se espera que los mercados emergentes restablezcan la prima de crecimiento del PIB frente al PIB de EE.UU. para el 4T21 y que por lo tanto retomen un desempeño accionario superior.

Con todo, seguimos sobre ponderando la renta variable de mercados emergentes en nuestro asset alocation global, con base en los siguientes soportes:

  • El aumento de los precios de las materias primas sirve como un viento de cola para los exportadores de materias primas de los mercados emergentes a través del aumento de los términos de intercambio, un crecimiento más fuerte y, por lo tanto, una mejora en los saldos fiscales y de cuenta corriente.
  • Los flujos de capital hacia los mercados emergentes se han mantenido saludables y las monedas de los mercados emergentes se han apreciado este trimestre. En gran medida, este resultado está relacionado con el optimismo de que la contención del virus EM y los lanzamientos de vacunación seguirán el ejemplo de Europa Occidental y alcanzarán un fuerte repunte en el segundo semestre de 2021.
  • Esta visión está incorporada en que el crecimiento del PIB de los mercados emergentes, excluida China, pasará de un -3,1% en este trimestre a un 6,5% a en el 2S21, según estimaciones de J.P. Morgan.
  • Las valoraciones de mercados emergentes son baratas y se negocian con un descuento más amplio que el histórico frente a DM. (30%)
  • FX debería proporcionar un viento de cola debido a la debilidad esperada del USD.
  • Las acciones de los mercados emergentes deberían ser un beneficiario regional de la rotación de los inversores en activos cíclicos y de valor.

Volver