areaa

Alta liquidez presiona spread de bonos corporativos chilenos bajo su promedio histórico

4 septiembre 2017.- Un ambiente de tasas internacionales bajas han elevado la demanda a nivel global, “apretando” los spread de los papeles locales, en particular Masisa.

El contexto internacional de bajos tipos de interés ha tenido un efecto sobre los flujos de capital hacia los bonos corporativos chilenos, y ese efecto se puede ver en los niveles de spread, dicen analistas.

Según comentan desde Nevasa Asset Management, el diferencial promedio de los bonos “AAA” en UF a 5 años está actualmente en el nivel de los 65 puntos base, muy por debajo de su promedio histórico de 103pb. El mismo fenómeno ocurre con los papeles de las mismas características a 10 años: un spread promedio de 65pb que se desmarca de su promedio histórico de 110pb.

Estos bajos niveles de spread, comenta David López, gerente de renta fija de Ameris Capital, se deben a un aumento en la demanda por deuda corporativa, producto de las bajas tasas a nivel internacional.

Los tipos de interés del bono del Tesoro estadounidense a 10 años cerraron agosto en el nivel de 2,12%, su mínimo valor desde noviembre del año pasado.

En esa línea, comentan analistas, la liquidez ha jugado un rol en este proceso.

Para Jaime Achondo, gerente de la mesa de dinero de Fynsa, el principal driver detrás de la caída es que ha habido una alta demanda por estos instrumentos, lo que los ha comprimido.

El aumento de liquidez, acotan desde Nevasa, se ha observado en todos los títulos y a todos los plazos.

“En un mercado AAA y AA en que la gran mayoría de los bonos que se transan pertenecen a sólidas compañías, el mercado sigue en búsqueda de algo más de ‘tasa’ dados los actuales niveles, muy cercanos a los mínimos históricos principalmente en la curva en UF”, acota López.

En la parte más larga de la curva real, dice, la compresión viene de la mano de un “steepening” (empinamiento) de esta curva.

La deuda corporativa ha visto una mayor compresión en los premios exigidos por los inversionistas, liderados por Masisa. Dentro de los cinco papeles en UF que se han “apretado” más en el último año, cuatro son de esa compañía: los que transan bajo los nemotécnicos BMASI-L, BMASI-N, BMASI-H y BMASI-E.

Para López, detrás de la fuerte caída de los spreads de los papeles de la firma está una dinámica de resultados positiva y el plan de venta del negocio industrial que anunció en julio, para focalizarse en sus negocios forestales y de mayor valor agregado.

En los últimos 30 días, el spread del papel BMASI-L de Masisa cayó 114 puntos base hasta los 278pb.