areaa

Economistas: los principales riesgos para Chile vienen del escenario externo


El recorte del FMI a la proyección 2019 de crecimiento de la economía mundial para 2019 y 2020 da cuenta de un escenario externo que sigue siendo turbulento y la materialización de riesgos como la desaceleración de China, un brexit más complejo y no negociado y un conflicto comercial entre el gigante asiático y EEUU que sigue sin resolverse.

¿Cuánto afectará a Chile? esa es la gran pregunta de hoy, y aunque Hacienda llamó el lunes a la calma, para los economistas el escenario externo sigue siendo un elemento clave para la trayectoria de la economía en 2019, con una proyección oficial del PIB para el año de 3,8% y un rango del Banco Central de entre 3,25% y 4,25%.

Según Sindy Olea, de Santander, “el escenario internacional es el mayor riesgo a la baja para la economía local”e incluso en un escenario en el que el conflicto comercial entre EE.UU y China alcance alguna tregua, sostiene que continuará la incertidumbre para los mercados financieros y el crecimiento global. “La situación política en Europa y un Brexit sin acuerdo mermarán crecimiento en economías avanzadas, lo que repercutiría en nuestro país”, dijo.

Es que según Miguel Ricaurte de Itaú, lo que ha ocurrido en las últimas semanas es que “han ido materializándose escenarios que hasta hace poco eran de riesgo bajista en el mundo”, en participar, el menor crecimiento de China y los conflictos asociados al brexit que suman incertidumbre a los mercados financieros.

“Al final los eventos son los mismos, pero ahora son más ciertos que antes”, señaló.

Pero no todo es escenario externo: también hay riesgos locales.

Matías Solorza de BanChile, asevera que “en el plano local que el consumo no recupere el dinamismo, de la mano de un mercado laboral que ha perdido ritmo en la creación de puestos de trabajo según la encuesta de empleo” es una de las amenazas locales a una mayor expansión de la economía doméstica.

Sumado también a factores de política económica, apunta Nathan Pincheira de Fynsa, vinculado a “la capacidad del Ejecutivo de poner su agenda sobre la mesa y aprobar reformas claves, en particular la tributaria”.

Con todo, agrega Cristián Echeverría de la UDD un factor doméstico podría dar un impulso positivo que mueva la balanza de riesgos: las buenas cifras de inversión. “En la medida que un escenario de riesgo se materializa, está internalizado el menor crecimiento. Sin embargo, se va a notar el crecimiento de la inversión que va a tener impacto en la demanda agregada y podría llevar a la economía a repetir un crecimiento de 4%” en 2019.

Fuente: La Tercera