areaa

El nuevo puzzle para el Central que detonó el shock en los mercados: expertos divididos sobre recortes de tasas


Un ingrediente adicional se sumó hoy al escenario que deberá abordar el Banco Central en su próxima reunión de política monetaria: el shock en los mercados provocado por el coronavirus y la dramática caída en el precio del petróleo.

Esta nomenclatura está golpeando duramente al precio del cobre, principal producto de exportación del país, y al tipo de cambio que se dispara a niveles inéditos.

En este contexto, los expertos ya debaten sobre el rango de acción del instituto emisor, considerando tres importantes variables: la decisión de la Reserva Federal de recortar la tasa en 50 puntos base, los precios al consumidor que están en la parte alta de su rango de tolerancia y la violenta alza del dólar que acentúa precisamente las presiones inflacionarias.

Cabe recordar que un recorte de tasas presiona al alza al tipo de cambio.

“La inflación viene subiendo hace mucho rato y va a seguir subiendo a causa del tipo de cambio. Puede llegar a 5% o más de aquí a septiembre” afirmó el economista de Gémines Alejandro Fernández, quien además indicó que bajo la coyuntura actual “es imposible que el Banco Central pueda bajar la tasa”, ya que a su juicio “no tiene ningún sentido hacerlo, por lo baja que está y el efecto del tipo de cambio sobre la inflación”.

Desde Euroamérica, Luis Felipe Alarcón, dijo que la decisión del Central en su próxima reunión de política monetaria se anticipa compleja. Si bien cree que “aún es posible un recorte de 25 puntos base, dado que la caída del precio del petróleo puede tender a equilibrar el escenario inflacionario”, señala que “el traspaso a precios es un riesgo que el Central tiene que calibrar en sus reuniones”.

El economista de Fynsa, Nathan Pincheira, en tanto, apuesta por una mirada más optimista, y aunque reconoció que ha existido un mayor traspaso del tipo de cambio a la inflación “creemos que la debilidad externa apoyará un recorte de 50 puntos base en la próxima reunión”.}

Para Francisco Aravena, académico de la Facultad de Economía de la Universidad San Sebastián, la entidad dirigida por Mario Marcel se enfrenta a una situación compleja debido a que la idea de bajar la tasa choca con el alza del dólar, el retroceso del cobre y “un periodo inflacionario complejo”.

“Dada la contingencia y lo que venimos observando, generado por diversos motivos, el riesgo inflacionario podría dañar aún más la situación macroeconómica del país, la recomendación sería a la prudencia y evitar algún recorte a la tasa”, sostuvo.

 

Fuente: Pulso / La Tercera