areaa

FYNSA: “No es claro que la desaceleración económica que vamos a tener impacte en menos inflación”


En medio de la incertidumbre sobre el impacto del conflicto social en el crecimiento del país en octubre, el economista jefe de Fynsa, Nathan Pincheira, anticipa que el consejo del Banco Central se inclinará por un nuevo recorte de la tasa de 25 puntos base, ubicándola en 1,5% en la reunión de política monetaria del próximo mes.

«No es claro que la desaceleración económica que vamos a tener impacte en menos inflación», dice el economista junto con explicar que ante un shock de oferta –como el que enfrenta el país- «no se puede contrarrestar con las herramientas clásicas de política que tienen tanto el gobierno como el Banco Central», señala.

Explica que independiente de lo que ocurra con el tipo de cambio, «en el corto plazo las restricciones que se tienen por el lado de la oferta son incluso más importantes que en cualquier otra ocasión. Solo comparables con la que ha habido en momentos de desastres naturales».

«Mi visión es que el Banco Central va a ser más conservador, independientemente que en diciembre va a hacer una evaluación relevante, pero tampoco en ese momento va a tener todos los datos para analizarlos», afirma sobre la posibilidad de llegar a tasas más bajas que el 1,5% que se espera para diciembre.

El ejecutivo sostiene que si bien existe un consenso en el mercado de que el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) de octubre será negativo, la magnitud no es clara: «No sabemos qué tan negativo (es el impacto) (…) Tengo un rango amplio que va desde 0,5% hasta una caída de 5% dependiendo de qué es lo que uno pondera más».

Tras la baja de la tasa de política monetaria que prevé en diciembre, que a su juicio puede tener mayor relación con una señal ante las expectativas del mercado, luego asume una mantención hacia 2020.

Para el Índice de Precios al Consumidor (IPC) estima que hay variables como la sequía junto a «algo más de traspaso del tipo de cambio» que llevarán registrar una variación mayor a la que tenían prevista, la que en principio para noviembre era de -0,2% y que se corrigió a 0%.

Esto, principalmente porque han visto un alza en los precios de las frutas que incluso podría llevarlos a elevar dicha proyección. Algo que también influirá en diciembre en donde esperan un 0,1% y 0,2%.

 

Fuente: Diario Financiero