areaa

IPC de junio no evidenció variación: presiones inflacionarias continúan contenidas


El INE publicó el IPC de junio, el que no tuvo variación mensual (0,049% m/m), en línea con nuestras expectativas, aunque levemente por sobre las estimaciones del mercado (-0,1% m/m). Con este resultado, la variación interanual se mantuvo en 2,3%, con lo que acumula 1,6% en lo que va corrido de 2019.

Durante el mes, cinco de las doce divisiones consignaron alzas, siendo las más importantes Alimentos (+0,5% m/m, incidencia 0,091 pp) y Recreación y cultura (+0,6% m/m, incidencia 0,037 pp), lo que fue compensado por Transporte (-0,2% m/m, incidencia -0,025 pp). Nos llamaron bastante la atención éstas últimas, ya que sus movimientos fueron contrarios a los que proyectábamos. La primera, por el alza que evidenció paquete turístico (2,0% m/m), siendo que esperábamos una reversión del incremento importante que había experimentado en mayo. Lo otro, fue la caída que mostró pasaje de avión, siendo que estacionalmente usualmente se observaba un aumento.

En términos subyacentes, el IPCSAE tampoco mostró variación mensual, aunque  interanualmente aumentó hasta 2,1%. Desagregando, el IPCSAE de bienes evidenció una baja de 0,1% m/m, acumulando en doce meses una baja de 0,2%. Lo anterior llama la atención (más allá de los movimientos en el margen) dada la depreciación que ha sufrido el peso durante este periodo (8,1% vs el dólar, 2% vs nuestros socios comerciales, 1,1% vs nuestros socios comerciales excluyendo el dólar). Por su parte, el IPCSAE de servicios experimentó un alza de 0,1% m/m, manteniéndose en 3,3% a/a. El índice de difusión llegó a 43%, similar a lo observado el año pasado, levemente más alto que lo visto en 2017, pero aún por debajo del promedio de los “junios” (46%) y del promedio acumulado del año (50%). Por lo tanto, seguimos con un escenario de presiones inflacionarias bastante contenidas.

Hacia adelante, estamos proyectando preliminarmente un IPC de julio que aumentaría entre 0,1% y 0,2% m/m, mes en el que paquete turístico volvería a ser protagonista, tanto por las variaciones experimentadas los meses anteriores (¿se vendrá una corrección?) como por el cambio de muestra de agencias que se lleva a cabo todos los julios desde 2017. Para agosto y septiembre continuamos esperando 0,3% y 0,4% m/m, respectivamente. Con todo, no hemos cambiado nuestra estimación para fin de año, la que mantenemos en 2,9% a/a.

Así, el Central no tendría motivos para modificar un guidance de política monetaria, manteniendo la TPM en 2,5% por lo menos hasta el 3T20, con un sesgo neutral.

Finalmente, adjuntamos la tabla comparativa entre los datos efectivos y nuestra expectativa.