areaa

La Fed mantiene la tasa y declara que será paciente antes de futuros movimientos


Tal como se esperaba, la Reserva Federal mantuvo la tasa de referencia en el rango 2,25% – 2,5%, nivel que se alcanzó luego del incremento realizado en diciembre. Sin embargo, en esta oportunidad, los ojos del mercado estaban puestos en las señales que el comunicado podría dar respecto al manejo futuro de la política monetaria. Recordemos que, durante la reunión pasada, ya habíamos tenido alguna guía sobre que el ritmo de normalización iba a disminuir, tanto porque los niveles de neutralidad estaban cerca, como por una moderación en las expectativas de crecimiento futuro.

En una primera instancia, aquello había sido leído negativamente por el mercado, quizás por una nula referencia a la fuerte corrección que en ese momento evidenciaba el mercado accionario. Sin embargo, en esa oportunidad, interpretamos como errónea la reacción de los precios, ya que (i) no había referencia alguna a una posible recesión, (ii) el ajuste de la tasa neutral (y sobre todo del rango) reducía la percepción de expansividad de la política monetaria y (iii) empezaba a disminuir el riesgo de mayor tasa sobre varios activos financieros, en particular sobre emergentes. Lo que vino después del impacto inicial creemos nos ha dado la razón, especialmente al ver el comportamiento de los mercados durante los primeros días de 2019 (sumado a los efectos beneficiosos de las conversaciones comerciales entre EE.UU. y China, seamos sinceros).

Ahora, tenemos que el comunicado agrega incluso más cosas que las que podría haber previsto el mercado. Mantiene la tasa, lo que era esperado. Check. Hace lo anterior manteniendo una mirada positiva (en general) sobre la economía. Check. Da una señal menos agresiva de normalización futura. Check. Pero, momento. Esta señal podría ser más contundente de lo que se estaba proyectando. En su comunicado dice que “el Comité será paciente mientras determina cuales serían los ajustes futuros que se necesitarían realizar sobre el rango de la tasa de la Fed Fund para sustentar aquellos objetivos” (maximizar empleo y estabilidad de precios). Aquello modifica de manera importante el concepto de “gradualidad de alzas” que mantenía la Fed hasta el comunicado pasado. Por lo tanto, podríamos concluir que el sesgo “hawkish” acaba de ser modificado por uno neutral (ojo, no dovish como quizás algunos analistas describan). Es decir, la probabilidad de alzas vs las de bajas en un futuro cercano se encuentran balanceadas.

Esto confirma nuestra visión de que los incrementos comprometidos hacia 2019 en los últimos dot plots presentados no serían tal, y que lo más probable era observar sólo una o incluso ningún alza durante el año. Hasta el momento, mientras Jerome Powell participa en la conferencia de prensa post comunicado, el Euro aumenta 0,7%, el S&P500 otro 0,7% y el T10 cae 4 pb, versus los niveles que tenían a las 16.00 hrs locales.

De todas maneras, una nota de precaución. La señal de la Fed disminuye el riesgo de tasa, pero no es gratis. Evidentemente hay una evaluación de la actividad económica y de su repercusión sobre los precios distinta, menos dinámica, lo que por el lado corporativo ha quedado de manifiesto en un guidance menos positivo hacia adelante. Por lo tanto, seguimos cautelosos sobre los spreads de los títulos de deuda, a pesar del mejor comportamiento que deberían tener en el corto plazo debido a esta noticia.

Nathan Pincheira

Economista Jefe