areaa

La Fed no continuaría con alza de tasas en 2019 y su normalización sería más lenta en los años siguientes


La Reserva Federal decidió mantener la tasa de interés en el rango 2,25% – 2,5%, en línea con lo que esperaba el mercado. Sin embargo, todos los ojos estaban puestos en las proyecciones que la institución publicaría para la economía norteamericana, incluyendo su escenario más probable para la tasa.

En este sentido, fue relativamente sorpresivo que la Fed adelantara que ya no ve incrementos en 2019 y que, de cara a 2020 y 2021, sólo ve un alza adicional al rango actual. Es más, observando las medidas de tendencia central, vemos que la probabilidad de este escenario es mayor, al existir menos opiniones “disidentes” al respecto. Visto de otro modo, los “dot plots” se han concentrado.

Lo positivo de esto, es que ocurre en una economía que no se desaceleraría mucho más, a pesar de una visión algo más pesimista de crecimiento para este año. Sin embargo, este recorte es relativamente menor: de 2,3% a 2,1% para 2019, de 2,0% a 1,9%, para 2020 y de 1,8% (sin cambios) para 2021. Es más, no modificó su proyección de crecimiento de largo plazo, ni en la mediana ni en la medida de tendencia central.

El menor crecimiento tendría eco en el mercado laboral, aumentando sus proyecciones de desempleo en 0,2 pp para 2019 y 2020 (a 3,7% y 3,8%, respectivamente), mientras que para 2021 la incrementó 0,1 pp hasta 3,9%. De todas formas, espera una tasa de desocupación en el largo plazo menor que lo que adelantaba en diciembre (4,3% vs 4,4%).

En términos de precios, ve algo de menos inflación para 2019, 2020 y 2021, pero el cambio es marginal, no afecta la visión de largo plazo (2,0%) y sería provocado por elementos volátiles, ya que no hubo modificación en el escenario de precios subyacentes.

Adicionalmente, confirmó que, desde mayo, las operaciones relativas a disminuir su balance iban a disminuir desde ventas mensuales de US$30 Bn a US$15 Bn, para finalmente terminarlas en septiembre de este año.

¿Qué implicancias tendría esta noticia para los precios de los activos? Si bien es relevante conocer lo que el Sr. Powell mencione en la conferencia de prensa (realizándose al momento de escribir este correo), nos parece que la combinación de noticias es positiva, en general, para los activos financieros de mayor riesgo, para emergentes y la renta fija.  Si bien las discusiones comerciales aún pueden traer ruido y el tema Brexit no se encuentra para nada zanjado, el riesgo de tasa pareciera acotarse bastante, por lo menos durante los próximos 12 meses. En un contexto en el que nuestra moneda se ha visto algo “castigada” frente al resto de los comparables, reafirmamos nuestra visión constructiva para el peso, tanto para el corto como para el mediano plazo, con un cierre 2019 que la debería situar en torno a $640/dólar.

De todas maneras, levantamos un escenario de riesgo. El cambio de visión de las autoridades ha sido súbito y en un periodo de tiempo relativamente corto. Esto es cierto no sólo para los datos que acabamos de conocer, sino también para las autoridades europeas. Si esto se profundiza y finalmente empieza a afectar de manera más importante el crecimiento, no hay escenario de tasas que pueda contrarrestar el pesimismo económico y el menor apetito por riesgo que emana de una situación así. Por lo tanto, en esta vuelta de los Banco Centrales al activismo, es relevante monitorear permanentemente sus visiones.