areaa

Presiones inflacionarias continúan acotadas, Banco Central se mantendría en pausa


El INE publicó el IPC correspondiente a febrero, el que no tuvo variación respecto al mes anterior (0,04% m/m), en línea con nuestras expectativas, aunque por debajo de las del mercado (0,1% m/m). De esta manera, el cambio interanual cayó hasta 1,7% (1,8% en enero), continuando bajo el rango meta del Banco Central.

Durante el mes, siete de las doce divisiones presentaron alzas, destacando Vestuario (+2,5% m/m, incidencia 0,084 pp) y Salud (+0,6% m/m, incidencia 0,047 pp). Importante es notar que ésta última debuta con mediciones mensuales, a diferencia de la metodología de la canasta anterior que consideraba 4 mediciones en el año. Por el lado de las bajas, las más importantes fueron Alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,3% m/m, incidencia -0,049 pp) y Transporte (-0,3% m/m, incidencia -0,042 pp).

En términos subyacentes, el IPCSAE aumentó 0,3% m/m, algo por debajo de nuestra proyección de 0,4% m/m, llegando a 2,0% a/a (enero: 1,9% a/a). Adicionalmente, el índice de difusión, medido como el porcentaje de bienes que aumentó de precio, llegó a 48%, por debajo del 54% de enero y de los últimos febreros (2018: 53%; 2017: 51%; promedio 5 años: 58%). Por su parte, los Servicios evidenciaron un alza de 0,2% m/m, llegando al 2,8% interanual, mientras que los Bienes cayeron 0,2% m/m, mostrando una variación de 0,7% a/a.

Con este resultado, sigue siendo evidente que las presiones inflacionarias se mantienen ausentes, aunque también es cierto que gran parte de las incidencias deflacionarias provienen de los elementos más volátiles de la canasta. Lo último es relevante, ya que algunas de ellas no continuarían en marzo, particularmente los combustibles. De hecho, preliminarmente para ese mes estimamos una variación entre 0,3% y 0,4% m/m, proyección que afinaremos durante la próxima semana.

Finalmente, creemos que este dato, en conjunto con el resto de los que hemos conocido durante esta semana y la anterior, confirman un escenario de mantenciones de TPM, con un Banco Central que reevaluaría la necesidad de continuar su proceso de normalización no ahora, sino en el subsiguiente IPoM. En el inmediato, pronosticamos que dará un mensaje de cautela y de pausas durante todo el 2S19.

Adjuntamos tabla comparando nuestra estimación vs el efectivo.