areaa

Visión Mensual: Soplan vientos de cambio en los mercados internacionales


Los recientes acontecimientos de un acuerdo comercial entre EEUU y China que incluye la cancelación de los aranceles programados para fines de esta semana, y un retroceso del 50% de la ronda de aranceles impuesta más recientemente (que no tendría precio en los mercados) y la gran victoria electoral de los conservadores británicos que implicaría que el Brexit ocurra en los términos ya acordados en el acuerdo alcanzado entre Boris Johnson y la Unión Europea en octubre pasado (salida ordenada), deberían tener implicancias positivas para los mercados sobre todo fuera de EEUU, más allá del corto plazo.

Espere un mejor desempeño de la renta variable fuera de EEUU

Ha sido un buen año para la renta variable internacional. El índice MSCI World ha rentado un 22,5%. Ahora bien, el S&P 500 ha liderado esta tendencia rentado un 26,4%, pero resto del mundo ha rentado solo un 16,2%. Si eso lo ampliamos a cuando ya se formalizó y se comenzó a intensificar la guerra comercial allá por mayo de 2018, el diferencial de retorno se amplía considerablemente. En ese periodo el S&P 500 ha rentado un 20%, mientras que el resto del mundo muestra una caída de 1,5%. Y bueno si quisiéramos verlo en una mirada más amplia, sin duda ésta ha sido la década de EEUU con el S&P 500 casi triplicando su valor, mientras que el resto del mundo ha devuelto un modesto 25%.

Más allá intentar extrapolar este comportamiento (o la reversión de este) a la próxima década, hacia 2020 creemos que se han ido creando las condiciones para pensar que el GAP de retornos entre EEUU y el resto del mundo (y de valorizaciones) pueda irse cerrando un poco.

S&P 500 transa a 18X P/U fwd mientras que el resto del mundo lo hace a 14,5 p/u fwd.

Ya veníamos destacando que las expectativas medidas por los PMIs se venían recuperando en los últimos meses, lideradas por China. Pues bien, un acuerdo comercial en los términos planteados debería contribuir a que la tendencia reciente de mejores cifras en China pueda extenderse, contribuyendo con ello a un mejor desempeño de activos emergentes y commodities. (Ver tabla N°1 y 2).

En la práctica ya veníamos reflejando cierta rotación de desarrollados a emergentes y principalmente de EEUU a emergentes en nuestro asset allocation, tendencia que hemos profundizado este mes. 

Dentro de desarrollados, ya no estamos UW en Europa (Ahora neutral), de la mano también del mayor estímulo monetario emprendido por el BCE. Un Brexit ordenado elimina una amenaza real no solo para los negocios británicos, sino que también puede contribuir a una menor incertidumbre general, aunque creemos que de momento no se justifica una apuesta mayor (todavía existe el riesgo de aranceles por parte de EEUU), preferimos las acciones japonesas (OW) que transan a valorizaciones más atractivas.

Privilegiar sectores cíclicos

Para el caso de las acciones americanas, no es que creamos que lo harán mal, sino que pueden comenzar a estar más lentas que el resto del mundo, con valorizaciones bastante estiradas.

Ahora bien, lo que debería pasar es que cambie el liderazgo sectorial. En este sentido reafirmamos nuestra recomendación de sobre ponderar sectores cíclicos, como Tecnología, Industrial, Comunicaciones y dado el mejor desempeño de commodities el sector de Materiales puede comenzar el hacerlo mejor.

También mantenemos nuestra recomendación de sobre ponderar el sector financiero. La curva de rendimiento debería seguir recuperando pendiente, a medida que las expectativas de crecimiento comiencen a recuperarse, mientras que la FED se mantenga acomodaticia. En este sentido lo señalado en la conferencia de prensa de esta semana por el presidente Jerome Powell en términos de permitir que la inflación se ejecute incluso sobre el 2,0% sin que eso signifique que tengan que subir las tasas, debería contribuir a esta tendencia.

Puede descargar el infirme completo en el siguiente link

 

Equipo de Estrategia e Inversiones